Bloques de cemento //

Características - Datos Técnicos Bloques de cemento o hormigon

Los bloques de hormigón o cemento se fabrican a través de equipos de alto rendimiento, totalmente automatizados, con dosificaciones uniformes de materia prima y curado a vapor. Así se eliminan los riesgos del error humano y se asegura al usuario una calidad constante en cuanto a sus dimensiones, resistencia, contenido de humedad y textura superficial.

Los productos son:

Bloques Normales / Bloques Símil Piedra / Bloques Vistos/ Bloques Techos/ Bloques Revestimientos
Cada grupo cuenta con la gama de piezas necesaria para poder ejecutar el sistema constructivo con bloques de hormigón, tales como:
Bloques enteros: comunes, vistos (lisos) y símil piedra.
Bloques mitades con frente debilitado: sirve como mitad o como bloque U para el armado de encadenados sin la necesidad de encofrar.
Bloques con rebaje central: se pueden utilizar para le armado de refuerzos horizontales, para vigas o bien para el pasado de cañerías.
Bloques para encadenados de 40 cm de largo.
Bloques esquineros enteros y en mitades: poseen dos caras con textura símil piedra.
Plaquetas de revestimiento: lisas y símil piedra.
Los bloques de cemento de color se realizan con pigmentos naturales incorporados al pastón de hormigón y por pedido.
Se debe tener en cuenta que si bien los bloques normales responden a un dosaje en sus materias primas que les otorga valores de resistencia superiores a los mínimos exigidos por las normas vigentes, los bloques arquitectónicos son construidos con un mayor tenor cementicio, mayor tiempo de vibrado y compactado que les eleva aún más el nivel de resistencia estructural, y les confiere mayor densidad, menor absorción de humedad y una mejor calidad en la textura superficial.

Ventajas
La construcción con bloques de cemento presenta ventajas económicas en comparación con cualquier otro sistema constructivo tradicional. Las mismas se originan en la rapidez, exactitud y uniformidad de las medidas de los bloques, resistencia y durabilidad, desperdicio casi nulo y sobre todo, por constituir un sistema modular, lo cual permite computar los materiales en la etapa de proyecto con gran certeza.
Estas cualidades pueden desarrollarse en:
• Viviendas unifamiliares y planes de viviendas.
• Edificios en altura.
• Centros comerciales.
• Edificios públicos: colegios, bibliotecas, museos y centros de salud.
• Edificios industriales: complejos fabriles, galpones y depósitos.
• Muros de sostenimiento.
• Piletas de natación y cisternas
• Barreras resistentes al fuego
• Muros portantes exteriores e interiores.
• Cerramientos de estructuras independientes.
• Tabiques divisorios.
• Vigas, dinteles y columnas.

Ventajas económicas y funcionales

En la siguiente tabla, se comparan muros de bloques de hormigón (en diferentes modelos) con otros de espesor equivalente utilizando mampostería de bloque cerámico, de ladrillo común y ladrillos visto.
Economía al momento de comprar los mampuestos necesarios
El costo obtenido a partir de la relación "precio unitario del mampuesto por cantidad de unidades por m2 de pared", siempre es menor en el caso de muros de bloques de hormigón que para los demás tipos de mamposterías.
Mayor rendimiento de la mano de obra
Se obtiene a partir de la menor cantidad de movimientos necesarios para levantar un m2 de muro y la posibilidad dejar los bloques a la vista, economizando de este modo la mano de obra que consume el revoque. Esto se traduce en una relación hora oficial y ayudante por m2 menor a la existente en los otros tipos de mampostería.
Menor peso a muro terminado
Lo cual permite construir fundaciones y vigas portamuros menos robustas, lo que implica nuevamente economía de materiales y mano de obra.
Mayor velocidad constructiva
La función estructural que posee el bloque, agiliza los trabajos ya que no es necesario contar con los tiempos de encofrado y de espera para el desencofrado de vigas y columnas puesto que el bloque funciona como un encofrado perdido dentro del sistema estructural de la construcción.
Economía de mano de obra y materiales en la terminación superficial
Debido a la excelente terminación que presentan los bloques fabrica dos por vibrocompresión, en equipos de alta potencia, es posible e incluso recomendable dejarlos a la vista, con el consiguiente ahorro de materiales y mano de obra.
Mayor sencillez en la colocación de instalaciones
La naturaleza ahuecada de la mampostería de bloques permite la colocación de la instalación eléctrica sin la necesidad de canaletear, rompiendo la mampostería existente, como sucede con la mampostería tradicional.
Sistema de múltiples funciones
La mampostería de bloques de hormigón puede ser considerada como un sistema constructivo de funciones múltiples, ya que es un cerramiento generador de espacios arquitectónicos, estructuralmente resistente y cuya textura exterior brinda un óptimo acabado superficial.
Excelente herramienta en la estética de los diseños
Los bloques texturados y de color son una excelente herramienta para arquitectos y diseñadores en general, para proyectar obras de gran atractivo estético, sin la necesidad de revestimientos adicionales que requieren de mano de obra especializada.
Menor diversidad de mano de obra
En caso de aprovechar la triple función del bloque (cerramiento, estructura y terminación superficial) en la construcción de mampostería de hormigón reforzada, sólo es necesario contar con un único rubro de mano de obra, ya que las tareas de armado, colocación de bloques y terminaciones, las puede realizar el oficial albañil sin el auxilio de los oficiales carpinteros y armadores.
Excelente comportamiento estructural
La propia capacidad portante del bloque de cemento sumada a la posibilidad de colocar armaduras en cuantías y disposicionesÊ diferentes, logra satisfacer un amplio espectro de exigencias respecto de la resistencia y estabilidad estructural de los muros de bloques de hormigón.
Buen comportamiento como aislante térmico y acústico
Los muros de bloques de hormigón o cemento constituyen una excelente barrea sónica debido, entre otros factores, a su densidad y textura. A su vez, la estructura ahuecada de esta mampostería permite la introducción, en forma sencilla y a un bajo costo, de materiales aislantes, tales como vermiculita y poliestireno expandido de alta densidad. Con ello se logra disminuir notablemente la transmitancia térmica del muro alcanzando un óptimo nivel de confort en viviendas y construcciones en general.
Mayor durabilidad
Un mejor aislamiento hidrófugo se logra con la buena calidad de la textura superficial de los bloques de hormigón y la correcta realización de las juntas de unión. Ambos factores, entre otros, al incrementar la impermeabilidad del muro logran una mayor durabilidad del mismo.
Resistencia al fuego
La mampostería de bloques de cemento presenta un tiempo de resistencia a la transmisión del calor de más decuatro horas, por lo que constituye un elemento de considerable importancia dentro del sistema de seguridadÊ contra incendios de la construcción.